viernes, 11 de abril de 2014

Maldad

Es increíble que haya gente tan envidiosa y malvada, que sin hacerles nada ellos hacen cosas inauditas para dañarnos y son tan ignorantes, que no saben que todas las maldades se pagan.

Lo que hacemos y cómo lo hacemos, vuelve como un boomerang hasta nosotros de la misma forma en que lo hemos hecho. Efecto boomerang, una Ley de Atracción.

Para que se enteren los malvados, les explico: “La maldad viene de la incapacidad de ser feliz, cuando uno no es feliz, surge la envidia y la malicia, cuando uno no está conforme con lo que tiene viene la avaricia, son tantas cosas que originan el problema de la infelicidad... y muchos más los que llevan a la maldad”




4 comentarios:

Guille Silva dijo...

Me gustó eso de no preocuparse por lo que uno va a recibir sino por lo que va a dar.
Hay una regla de oro instalada hace más de dos mil años que dice que debemos hacer con las personas todo lo que nos gustaría que hagan con nosotros...
Sería la solución perfecta para acabar con la maldad.
No te preocupes ni te desalientes si encuentras maldad en otras personas, cada uno tendrá lo que merece a su tiempo.
Un beso grande Mau.

Maria Eugenia Rojas Alegria dijo...

Gracias Guille, que bonito comentario y sí!! cada quién tiene lo que se merece por sus acciones.
Un saludo.
Mau

MTeresa dijo...

Qué bien has descrito a esa gente
malvada que dirige su vida tan solo
para dañar al prójimo
con calumnias causadas por celos
y envidia.
Pobres infelices.

Maria Eugenia Rojas Alegria dijo...

María Teresa, a esa gente la debemos ignorar.
Gracias por visitarme, un fuerte abrazo de paz.
Mau