jueves, 12 de enero de 2012

La gran perdedora




Tatiana, es una muchacha sencilla, simpática, trabajadora  y buena gente, dice que tiene un problema  y es que la gente se enfada con ella por no ser como ellos quieren que sea.

Reconoce que los pocos buenos amigos que tiene son algunos de sus antiguos compañeros de la universidad, con quienes pasa maravillosos momentos.

Los compañeros de su trabajo son personas que no le dan confianza, más bien ella siente su rechazo, pero, también se da cuenta que la buscan solo cuando requieren algún favor de ella, lógicamente eso es interés, puesto que cuando  consiguen lo que quieren, dejan de hablarle o la ignoran, en fin de esos hay muchos por esta tierra del Señor.

Roxana, una de sus compañeras,  es una chica bastante guapa, esbelta y muy bien vestida, goza de gran popularidad entre los demás compañeros de la empresa, pero esta chica es la más aprovechada, pues cuando necesita ayuda, se acerca a Tatiana con mucha zalamería y la convence para que le ayude a  hacer su trabajo, Tatiana con gran corazón, sin egoísmos, siempre  acepta ayudar a Roxana, pero claro, una vez conseguido  el favor, Roxana cambia su actitud y mira a Tatiana con indiferencia, muchas veces apenas le dirige la palabra y en encima se lleva los laureles con el trabajo que realiza Tatiana.

Un buen día, salió la convocatoria para un concurso literario, Tatiana que le gusta escribir, se inscribió al concurso vía Internet, escribió unos hermosos poemas, inspirada en su amor platónico, se quedaba a escribir fuera de las horas de oficina, hasta muy tarde, cuidando siempre cumplir con su trabajo.

Todo el compendio de poesías, lo tenía guardado en el ordenador de su oficina y en vísperas de presentar  su trabajo literario al concurso, se dio cuenta que no encontraba el archivo, no estaba la carpeta de sus poemas, desesperada empezó a abrir todos los archivos del escritorio, sin ningún resultado.

Desilusionada, rompió a llorar, quien podría haberle hecho esto? Sus compañeros pasaban, la veían, y nadie decía nada. En eso llegó el Gerente, le dijo que entrara a su despacho, ahí dentro preguntó  que le pasaba, Tatiana entre sollozos, conto lo ocurrido.

Pedro, su jefe le dijo que si se acordaba de algún poema que escribió y Tatiana empezó a recitarle todos, el se quedo extasiado con tan hermosos versos y le dijo: Cómo me gustaría ser el dueño de tu inspiración…

Tatiana, miro  a Pedro con ojos  aun llorosos pero muy enamorados y sin decir palabra, él entendió lo que esos bonitos ojos le decían: Tú eres mi  inspiración.

Silencio sublime y profundo en el que Tatiana se sintió flotar, sin darse cuenta, estaba entre los brazos de su jefe, su gran amor, quien busco sus finos labios para regalarle el beso mas enamorado que nunca había dado, que nunca había recibido.

Fueron eternos esos maravillosos instantes de cielo, pero con susto, Tatiana volvió a la realidad y con mucho respeto se separó diciendo: Perdón, no quería…

Pedro, contesto: No, perdóname tú a mí por no haberte buscado antes, toda esta situación me abrió los ojos. Tatiana, tú eres la mujer de mi vida.

Retrocediendo unos meses: Roxana está en la oficina de Pedro, el gerente General de la empresa,  el está hablado por teléfono y ella se le acerca suavemente, muy provocativa y empieza a acariciarle el pelo, Pedro un poco nervioso, se puso de pie  terminando  la conversación telefónica, mira a Roxana fijamente y le pregunta por esa situación, ella le dice lo mucho que le gusta y que quiere estar con él.

Empezaron un relación, pero nada serio por parte de Pedro, en las conversaciones que tenían, Pedro siempre hablaba muy bien de Tatiana, el decía que es una persona ejemplar, muy inteligente y trabajadora. Roxana, por el contario hablaba muy mal de Tatiana, con intención de hacerla quedar mal ante el jefe.

También sucedió que Roxana, por todos los medios malmetía contra Tatiana ante sus demás compañeros, lo conseguía manipulándoles,  aprovechando de  su belleza y la popularidad que tenia entre los jefes…

Pedro, llamó a Roxana a su despacho, cuando estuvo frente a él, preguntó: Que hiciste con los poemas de Tatiana?...

Roxana se quedo petrificada, pálida, Tatiana se puso de pie, se situó al lado de Pedro y dijo: Tú tienes algo que ver con mi trabajo?

Roxana, se puso frenética y pregunto a Pedro que hacia Tatiana a su lado.

Pedro respondió: Tatiana esta a mi lado, por que muy pronto será mi esposa.

Roxana, explotó entre gritos, maldiciones y reclamos, dijo que se alegraba de haber borrado el archivo de poemas de Tatiana, que era de lo mas cursi que había visto.

Pedro, dijo: Roxana, ahora que te conozco bien, quiero agradecerte por esta actitud, ya que si tu no hubieras borrado esos poemas, yo aun estaría contigo, pero gracias a tu envidia y egoísmo me abriste los ojos y puede ver a la mujer de mi vida. Ahora te pido que te retires de mi oficina, de mi empresa, de mi  vida  y no quiero volver a verte nunca más.

Tatiana, entonces resolvió su problema,  que en realidad no era de ella, si no de los otros que se dejaron manipular por una mujer ambiciosa que quería todo para ella, pero aun siendo la más hermosa, por sus malos actos fue la gran perdedora.

Esta fue una gran lección para todos los compañeros de trabajo de Tatiana, quienes se disculparon ante ella.

Lo mejor es ser uno mismo, nunca tratar de quedar bien con alguien que se aprovecha de su físico para sacar provecho, está claro que esa persona solo utiliza.





1 comentario:

Anónimo dijo...

A mi me a pasado algo similar, con una supuesta amiga que siempre me hacia quedar mal, pero los jefes se dieron cuenta de mi trabajo y ella salio sobrando, bueno solo falto que tuviera el amor a mi lado jeje bueno ya estaba casada.
Sigue escribiendo me gusta mucho leerte.
Feliz fin de semana que disfrutes mucho.
Raquel.