miércoles, 25 de enero de 2012

El tallador de lápidas

Muchas personas se dedican a buscar la felicidad sin encontrarla, agotando su vida en el intento, no se dan cuenta que la felicidad está en las cosas más simples, está en todo lo que nos rodea, no hay necesidad de descubrir cosas grandes.

Este cuento es precioso, se los recomiendo leerlo.

El tallador de lápidas

En mi país, hay un cuento sobre un hombre que cortaba y tallaba rocas para hacer lápidas. Se sentía infeliz con su trabajo y pensaba que le gustaría ser otra persona y tener una posición social distinta. 

Un día pasó por delante de la casa de un rico comerciante y pensó que le gustaría ser exactamente como él, en lugar de tener que estar todo el día trabajando en la roca con el martillo y el cincel.

Para gran sorpresa suya, el deseo le fue concedido y de este modo se halló de pronto convertido en un poderoso comerciante, disponiendo de más lujos y más poder de los que nunca había podido soñar. Al mismo tiempo también era envidiado y despreciado por los pobres y tenía igualmente más enemigos de los que nunca soñó. 

Entonces vio un importante funcionario del gobierno, transportado por sus siervos y rodeado de una gran cantidad de soldados. Todos se inclinaban ante él. Sin duda era el personaje más poderoso y respetado del reino.

El tallador de lápidas que ahora era comerciante, deseó ser como aquel alto funcionario, tener abundantes siervos y soldados que lo protegieran y disponer de más poder que nadie. De nuevo le fue concedido su deseo y de pronto se convirtió en el hombre más poderoso de todo el reino ante quien todos se inclinaban. Pero el funcionario también era la persona más temida y odiada en todo el reino y precisamente por eso necesitaba de tal cantidad de soldados.

Mientras tanto el calor del sol le hacía sentirse incómodo y pesado. Entonces miró hacia arriba, viendo al sol que brillaba en pleno cielo azul y dijo: ¡Qué poderoso es el sol! ¡Cómo me gustaría ser como el sol! Antes de haber terminado de pronunciar la frase se había ya convertido en sol, iluminando toda la tierra. Pero de pronto surgió una gran nube negra, que poco a poco fue tapando al sol e impidiendo el paso de sus rayos. ¡Qué poderosa es esa nube! – Pensó – ¡cómo me gustaría ser como ella!

Rápidamente se convirtió en la nube, anulando los rayos del sol y dejando caer la lluvia sobre los pueblos y campos. 

Pero luego vino un fuerte viento y comenzó a desplazar y a disipar la nube. ¡Me gustaría ser tan poderoso como el viento!, pensó, y automáticamente se convirtió en el viento. Pero aunque el viento podía arrancar los árboles de raíz y destruir pueblos enteros, nada podía contra una gran roca que había allí cerca. 

La roca se levantaba imponente, resistiendo inmóvil y tranquila la fuerza del viento. ¡Qué potente es esa roca! – Pensó – ¡cómo me gustaría ser tan poderoso como ella!

Entonces se convirtió en la roca, que resistía inmóvil al viento más huracanado. Finalmente se sentía feliz, pues disponía de la fuerza más poderosa existente sobre la tierra. 

Pero de pronto oyó un ruido. Clic, Clic, Clic. Un martillo golpeaba a un cincel, y éste arrancaba un trozo de roca tras otro. ¿Quién podría ser más poderoso que yo?, pensó, y mirando hacia abajo, la poderosa roca vio… al hombre que hacía lápidas.





9 comentarios:

Mónica dijo...

hola pasé a conocer tu blog.

nos vemos.

bss

Maria Eugenia Rojas Alegria dijo...

Mónica, bienvenida a mi rinconcito, gracias por tu bella visita y siempre te espero aquí.
Un besito de miel.
Mau

ruma dijo...

Hello, Maria Eugenia Rojas Alegria.

  Your splendid works enhance charm spectator still more.
  The warmth such as the fireplace will be offered to the audience in harsh this winter.

  Thank you for kindly visiting my blog.

  The prayer for all peace.
  
Have a good weekend. From Japan, ruma ❃

Maria Eugenia Rojas Alegria dijo...

Ruma, gracias por tan hermosas palabras, gracias por tu visita.
Un abrazo lleno de paz.
Mau

maria candel dijo...

Mau, me gusta pasar por tu espacio y saludarte, siempre encuentro algo interesante de lo que aprender.

Un abrazo y que pases un feliz domingo, amiga.

Maria Eugenia Rojas Alegria dijo...

Maria Candel, gracias por tu bella visita y tu comentario.
Que tengas una preciosa semana.
Besitos de ternura.
Mau

Nelson dijo...

Hola Maria Eugenia!! Paso a dejaerte un calido abrazo y a desearte una exitosa semana, llena de cosas lindas. Hast pronto querida amiga!!

Maria Eugenia Rojas Alegria dijo...

Nelson, que alegría me da tu visita y tu comentario.
Un saludo lleno de luz y paz.
Mau

ruma dijo...

Hello, Maria Eugenia Rojas Alegria.

  The coldest winter will be melted by your warm heart.
  The works gently accept all visitors.

  I praise your creative art sense.
  The prayer for all peace.
  
  Have a good weekend.
From Japan, ruma ❃