viernes, 9 de septiembre de 2011

A qué venimos a este mundo?




Muchas veces cuando estoy meditando, saltan estas preguntas: 

A qué venimos a este mundo? Cuál es nuestra misión? Qué hacemos aquí?

No es que esté disconforme con mi vida, todo lo contrario, a lo largo de ella he vivido tantas experiencias, algunas horribles y otras maravillosas.

Biológicamente, hasta el momento he cumplido con la ley de vida: nacer, crecer, multiplicar, pero antes de morir, deseo saber cual es realmente la misión que tengo que cumplir en esta vida.

Espiritualmente, creo estar conectada con Dios, pues he tenido maravillosa respuesta a todas mis peticiones y en mi se han realizado muchos milagros, llamados coincidencias.

Tengo la oportunidad de vivir en este mundo mágico, en el que hago todo lo posible por ver una vida bella y lo consigo agradeciendo a diario por ello.

Disfruto con las pequeñas alegrías que me ofrece la naturaleza, comparto esas alegrías con mis seres queridos, nunca dejo de decirles lo mucho que les amo y en cuanto puedo me deshago en besos y abrazos con ellos.

También siento tristeza y mis ojos conocen el llanto amargo por ver las cosas malas que hay en esta vida, sufro con impotencia cuando veo a unos niños muriendo de hambre y a esas madres sufrientes que solo pueden dar amor, pero no alimento, sufro por esas malditas guerras donde se matan entre hermanos, sufro por el daño tan inmenso que le hacemos a nuestra madre tierra, sufro por la enceguecida ambición, por perversa soberbia, por la falta de fe.



La vida es un aprendizaje continuo, donde debemos aprender y comprender y ahora en la profundidad de mi conciencia, me pregunto Quién soy yo? Qué hago aquí? Cuál es mi misión?

Me he respondido con mucha honestidad a las dos primeras preguntas, pero para la última, aún no tengo respuesta.

Las respuestas fueron: 1). Soy un ser feliz! – 2). A medida de mis posibilidades trato de seguir siendo feliz.

Analizando las respuestas, redescubrí, que la negatividad genera miedos y desconfianza, por tanto para ser feliz, debo ser positiva.

El éxito dependerá de tener sueños y actuar con ilusión y esfuerzo para conseguirlos.

El amor y la felicidad, van de la mano, contribuyendo al crecimiento de cada ser humano.

Ahora, solo quiero saber cuál es mi misión en este maravilloso mundo de Dios.

O, será que no existe la misión, solo la función?


© Maria Eugenia Rojas Alegria






TE INVITO A VISITAR:


                   
Poemas de Mau              Cuentos de Mau             Mis Poemas en PPS

                         

2 comentarios:

Poetiza dijo...

Hola Mau, tambien yo, muchas veces me hago esas preguntas, y buceando dentro de mi, aun no encuentro las respuestas. Bello leerte. Besos, cuidate.

Maria Eugenia Rojas Alegria dijo...

Poetiza amada, ojalá que encontremos la respuesta un día y lo más importante: Que la compartamos en un encuentro, aunque sea virtualmente, pero mucho mejor si es personalmente, verdad?
Feliz fin de semana, muchos besitos.
Mau