miércoles, 19 de octubre de 2011

Experiencias paranormales de María (3)



María, tuvo que someterse nuevamente a otra operación, ella siempre muy animada, ingresó a la clínica muy tranquila y confiada, sabía que todo saldría muy bien.

Y así fue, la cirugía fue un éxito, aunque ella no podía movilizarse mucho, puesto que sus operaciones eran de traumatología, trataba de pasar el tiempo  lo mejor posible, con su familia y sus amigos que la iban a visitar, debía permanecer un buen tiempo internada.

En esta ocasión, su experiencia fue  maravillosa, por lo menos ella lo sintió así.

Una noche cuando ella dormía profundamente, sintió algo y de pronto se le abrieron sus ojos y vio claramente la imagen de Jesús,  fueron unos instantes eternos, maravillosos y mágicos, que lentamente se fueron desvaneciendo juntamente con la imagen , que miraba tiernamente a María,  la visión, que era la imagen de Jesús, tenía una mano apoyada en el corazón y la otra como bendiciendo.

Maria, sintió una sensación de paz inmensa que, abría los ojos cada vez más, tratando de que  no desapareciese tan hermosa visión, pero al mismo  tiempo que esta se difuminaba,  María cerraba los ojos hasta que se durmió.

Por la mañana, cuando esta con sus oraciones, evocó lo que le había sucedido por la noche, recordó claramente la visión, pero también recordó que mientras ella veía la aparición, la iba dibujando, y pensó que como podría ser eso ya que estaba en la cama de un hospital y donde iba a dibujar, asi que terminó de rezar y agradeció a Dios por tan precioso regalo, la de la visión, claro.

Entraron dos enfermeras para asearla y arreglar la cama, sentaron cuidadosamente a María en una  silla y ella, muy coqueta, pidió que le pasasen su espejo y el estuche de sus pinturas para arreglarse y estar guapa. 

La enfermera que sacó las cosas del cajón de la mesita de noche y mirando el espejo, preguntó:

   - Maria, que bonito dibujo has hecho sobre el espejo, es de Jesús.

María se quedó estupefacta:

   - Cómo? Qué me dices!

   - Si, mira y le pintaste con tu lápiz delineador

Entonces María, recordó su pensamiento cuando estaba rezando y comentó a sus amigas enfermeras, todo lo que  sucedió por la noche, pero no se explicaba cómo había dibujado la imagen sobre el espejo.

Cogió su espejo, efectivamente ahí estaba dibujada la imagen tal cual la vio, estaba perfilada con líneas, pero claramente se veía que era la imagen del Corazón de Jesús.

Guardó su espejo, hasta que por el paso del tiempo se borró esa bella imagen.
© María Eugenia Rojas Alegria






6 comentarios:

maria candel dijo...

Mau,es verdad que hay seres de sombra,y también los hay de luz que nos protegen y nos acompañan, como nuestros seres queridos una vez que fallecen, la mente humana, está aun por explorar, en ese espacio infinito que nos puede conectar con otros mundos.
Un gusto saludarte y leer tus reflexiones y cuentos.
Un fuerte abrazo

Maria Eugenia Rojas Alegria dijo...

Maria Candel:
Muchas gracias por venir a mi rinconcito, y estoy totalmente de acuerdo con tu comentario, hay tantas cosas que ignoramos pero las sentimos o vemos.
Un Beso dulce de chocolate.
Mau

Carolina dijo...

Existen muchos testimonios de estas experiencias, esta fue realmente maravillosa, la gloria. Deja al alma enamorada!
Besos, querida Maria Eugenia.

。♥ Smareis ♥。 dijo...

Que bonito seu texto. A mente humana é cheia de detalhes e poderosa, consegue ir ao infinito. Um beijo e ótima semana querida.

Maria Eugenia Rojas Alegria dijo...

Carolina, amiga bella... Hay tantas cosas dellas que pasan, sin embargo mucha gente no cree en ello.
Un beso con mucha ternura.
Mau

Maria Eugenia Rojas Alegria dijo...

Smareis:
Amiga guapa, gracias por tu lindo mensaje.
Un abrazo suave de nube.
Mau