domingo, 10 de abril de 2011

El castigo de una golosa.


María era una hermosa y buena jovencita. Cómo le gustaban los dulces, los pastelitos, ni que se diga de los chocolates y la miel de abeja la volvía loca.

En su casa, una de las actividades que tenían sus padres, era la apicultura, obtenían un producto de alta calidad, era una miel muy bien elaborada por las buenas abejas.

Uno de esos días en que tocaba a María embotellar la miel, de vez en cuando con una paleta se llevaba un buen montoncito de miel a la boca y la saboreaba con tanto gusto, que parecía elevarse al cielo.

Y se decía a si misma:

  •  Que manjar de dioses, mmmm esto es la gloria.


En cuanto terminó de poner la miel en los frascos, procedió a guardar estos en un armario, cuando acomodó todo, se dio cuenta que en la mesa habían unas gotas de “miel” y un autoreflejo hizo que estirara un dedo para coger el producto y llevárselo a la boca para seguir saboreando ese delicioso manjar.

Pero al posar la lengua en su dedo, empezó a dar arcadas de asco y de un salto se puso bajo la pileta del lavaplatos, empezó a lavarse la lengua bajo un gran y fuerte chorro de agua.

  • Puajjj que asco vaya cosa, pero parecía miel….


Luego se dio cuenta que el gato, mascota de la familia, estaba malito de la tripa y como resultado iba dejando caquitas como gotas de miel, increíble, eran del mismo color y casi la misma textura.

Bien, a que  tú igual que yo estás pensando y sintiendo asco verdad?

  • Pues sí,  María por golosa comió cacas de gato….


Moraleja:

Educa bien al gato, nunca dejes que suba a la mesa.

(Es un caso real)

TE INVITO A VISITAR:

                   
Poemas de Mau              Cuentos de Mau             Mis Poemas en PPS

                         




2 comentarios:

andreita dijo...

AAAAAAAAAAAAJAJAJAJAJAJAJ.... moraleja: huele las cosas antes de lamerlas jajaja.
mami te pasaste jajajajaj

lory dijo...

que lindo,todo,y la musica estupendisima,pero gabriel un niño marravilloso,dios os bendiga mau a todos